Saturday, May 3, 2008

Thank you/Gracias

Photobucket

Last Wednesday night was the benefit my super great friends organized for me, and it was not only a financial success, but also a rockin’ good time. As you can see from the photo, I had pink hair for the night, and decided that my drink of choice would be the cosmopolitan ‘cause they are pretty tasty and matched the hue perfectly. Unfortunately, I had such a good time that I had more cosmopolitans than I can remember, and suffered an unfortunately severe hangover that precluded my attendance at work the following day, and involved an absurd amount of puking of all liquids from my poor, undeserving body. A word to the wise (and to the unfortunate enough to need this advice): chemotherapy does not, contrary to what I thought was infallible logic, prepare your body to better process other poisons…I have learned my lesson, and in the future will employ ginger caution with the booze.

The benefit was a huge success, and I’m so blown away by everyone’s generosity that I don’t really know what to say except: “Thank you.” It is so difficult, and so awkward to me to ask for and accept financial help…it’s just part of this whole awful situation that not only do I have to be sick and worry about dying, but I also have to endure a pathetic financial situation, and it’s just plain embarrassing to have to ask for money from friends, family, and strangers. Unfortunately, I just have to accept that I don’t have the money I need to pay the bills, and that I am super fortunate to know people who are willing to help out, and I just need to accept that help humbly and graciously. So thank you, thank you, thank you. Your generous gifts will help me get through the difficult months to come.

El miércoles pasado fue el evento para recaudar fondos que organizaron mis amigos…que fue un concierto donde tocó mi esposo, Luis, y otros grupos locales en un bar aquí en Portland…y no sólo fue un éxito económico, sino que también nos la pasamos súper bien todos. Como pueden ver en la foto, traía una peluca rosita, y decidí que mi bebida de la noche sería el Cosmopolitan….que la neta no sé exactamente qué trae, pero es vodka con algo y sabe rico y también es rosita…y para hacer juego con mi cabello, pues perfecto. Lo que no fue tan perfecto fue que me la pasé tan bien que tomé tantos cocteles que perdí la cuenta, y sufrí una desafortunadamente grave cruda que impidió que fuera a trabajar al siguiente día, e incluyó un período absurdamente largo de vómito de todo líquido de mi pobre cuerpecito. Del nabo. Les dejo un consejo: la quimioterapia, al contrario de lo que yo creía que era una lógica infalible, NO te prepara el cuerpo para mejor procesar otros tipos de veneno como es el vodka…he aprendido mi lección, y en el futuro tomaré más precaución con el vino.

El evento fue un súper éxito, y quedé sumamente impresionada por la generosidad de todos….tanto que no sé qué más decir que: “Gracias.” Me es muy difícil e incómodo pedir y aceptar ayuda monetaria…es que es parte de toda esta situación que simplemente está del nabo…no sólo tengo que estar enferma siempre y preocupándome por morir, pero también tengo que pensar en la lana y la situación económica patética de no saber cómo pagar las cuentas y mantenerte al mismo tiempo….y da pena pedir ayuda de la familia, los amigos, y hasta de gente que ni siquiera conozco. Desafortunadamente, tengo que aceptar el hecho de que no tenga la lana para pagar esas cuentas, y que tengo la fortuna de conocer a gente que me quiere ayudar, y aceptar esa ayuda con gracia y humildad. Así que: MIL GRACIAS a todos – sus regalos me ayudarán a sobrevivir económicamente en los próximos meses difíciles.

2 comments:

Dulce Villanueva said...

No tienes porque tener pena, el dinero no lo es todo pero ayuda muchísimo, y se vuelve poco cuando se trata de recobrar tu salud... y no has pensando en abrir una cuenta para que la gente puediéramos depositar? Aunque sea poco de cada uno no dudo que ayudaría mucho.... Te mando un abrazo....Dulce

carmen said...

Darcy:
quisiera ser efectiva como aquel día cuando te sugerí como llegar al sitio de León, Gto.. Aquel día en el que pude entrar en contacto contigo...Te extrañamos montones...y deseo lo que tu deseas tu bienestar...con sincero afecto. Carmen Eugenia